martes, 16 de agosto de 2011

Cerrado por vaciones y Jagger con Superheavy



Me voy a pasar unos días de retiro espiritual,tengo unas cuentas pendientes,un libro por leer,y tengo que encontrarme conmigo mismo,acompañado de un escoces con seven-up.Me voy a tomar unos días de relax.Aunque la actualidad del grande de Andalucia es rabiosa,y no para,necesito desconectar unos días.A pocos días de comenzar la competición oficial,tanto en UEFA como en Liga,el blog cerrará unos días,no se cuando volveré.Seguramente cuando vuelva,tengamos 6 puntos y estaremos clasificados para la fase de grupos de la UEFA Ligae...o no.También espero q el señor Do Santos llege a Sevilla,y a lo mejor me encuentro a De MUl con dorsal y todo,que cosas..un jugador inmerso en el olvido y que ahora cuenta para Marcelino.

Antes de despedirme quisiera dejaros unas fotos de Mi querido Mick Jagger,fotos de la promo de su nuevo grupo(os advierto que de heavy tiene poco) SUPERHEAVY (no,los Stones sigen),una aventura musical de fusión,que a mi no me hace mucha gracia,pero mira si esta Jagger hay que decirlo,para ver q está en plena forma y con ganas de hacer lo que sabe hacer: cantar y componer,en este enlace podeis ver el primer single del disco MIRACLE WALKER



No os perdais el conjuntito de Jagger,un poco moña,cosas de divos :)


Nos vemos pronto,sed buenos y los que esten de vaciones que la disfruteis.
SALUD Y SEVILLA FC

5 comentarios:

Boticario117 dijo...

Jagger de Rosa... oh oh, el 2012 se acerca xD

Feliz retiro Ramón, nos vemos a la vuelta ;)

Encarni dijo...

pues que disfrutes tus vacaciones

y que buelvas pronto hombre no tardes que te esperamos ehhhh

Jaggerfan1 dijo...

He needs to get rid of that pink Ken suit!!! I like it better when he wears muscle shirts and jeans and gymshoes!! Way sexier!!

Anónimo dijo...

Ashley Madison, ¿próximo patrocinador del Sevilla? http://t.co/Rs9

futbollium dijo...

Bueno pues según están las cosas a lo mejor cuando vuelvas , aún no ha empezado la liga .

Un saludo

Tifos 07-08

Los Stones y Kanouté

El gol que nos cambió la vida